Charytín: «Yo no sé imitar a nadie, ¡ni a mí misma!»

Ciudad de México, 12 mar (EFE).- De regreso a la segunda temporada de «Tu cara me suena» como jueza de la rivalidad de imitación de figuras del diversión, la conductora y artista Charytín afirma que aunque goza de enorme manera ver las muestras de sus colegas, ella no podría intentar ser parte de la rivalidad como concursante.

«Yo no sé imitar, ¡ni a mí misma! En la primera temporada me pusieron a imitar a Madonna y me costó tanto, ese don Dios no me lo dio. Yo solo estoy siendo jueza y hasta la actualidad no nos pidieron que volvamos a imitar», dice aliviada la dominicana de 72 años desde Localidad de México.

María del Rosario Goico Rodríguez, más popular como Charytín, regresa a conformar parte del elenco del programa que se volvió habitual en distintos países como España y USA, en cuya versión de Univision se suma México por medio de Televisa por medio de la fusión que han vivido los dos enormes de la comunicación.

Tener la posibilidad de formar parte en el emprendimiento y que su trabajo logre ser visto en México emociona a la además actriz, ya que más allá de que la mayoría de sus proyectos los realizaron cabo desde USA, se siente «muy querida» por el público mexicano.

Para esta segunda temporada, «Chary» trabajará de nuevo con la comediante y actriz mexicana Angélica Vale, a quien adora de sobremanera, de esta forma como el artista mexicano Edén Muñoz y el salsero Víctor Manuelle.

«Edén y Víctor son espectaculares, Angeliquita y yo nos encontramos vueltas locas con ellos dos, son personas adorables y verdaderamente estoy muy contenta», afirmó la artista.

El emprendimiento que va a empezar emisiones de forma simultánea en USA por Univision y en México por el canal de Las Estrellas va a empezar el 27 de marzo con la actuación y transformación física de los artistas Helen Ochoa, Kika Edgar, Ninel Conde, Sherlyn González, Christian Daniel, Manny Cruz, Michael Stuart y Yahir.

GRABACIONES DEL PROGRAMA

«Los ocho de en este momento llegaron más fuertes (que los anteriores) porque ellos ya sabían a eso que venían, tenían en cuenta que poseían que personificar muy bien a los ídolos y que se tienen relación iguales a ellos, vienen preparados», afirma Charytín, quien ya empezó las grabaciones del programa.

Desde su criterio, si algo tienen que tener los participantes para ganar es todo lo opuesto a ella, o sea, querer imitar y transformarse.

«Antes que nada tienen que tener deseo de llevarlo a cabo, y segundo, por lo menos entender cantar, algo de actuación y atreverse a transformarse para transformarse en otra persona», afirma.

Con estos parámetros Charytín empezó su papel como jueza y afirma que lo verdaderamente complicado es tener que ofrecerle una mala calificación a cualquier persona que participa ahí, ya que fuera del programa valora y conoce a todos los artistas.

«No quiero ser una jueza abusadora ni mala gente, quiero que se sientan bien los camaradas pero sin dejar de decir lo que pienso de los artistas. Los conozco tanto a todos que es complicado, pero yo les debo decir si se parecen o no bastante a los que representan, quiero ser muy justa», dice Charytín.