DJOKOVIC VUELVE AL TENIS CON SU POSICIÓN INTACTA DE NO VACUNARSE CONTRA EL COVID

Dos meses y medio luego de su más reciente aparición en las pistas y tras lo que pasó en el Abierto de Australia, Novak Djokovic regresó a la competición en el torneo de Dubai con un triunfo solvente frente el agradable jugador italiano Lorenzo Musetti (6-3 y 6-3).

Una hora y cuarto tardó el cinco ocasiones campeón de Dubai en solucionar su primer partido de 2022 y progresar en el cuadro primordial de un acontecimiento que hizo de el cinco ocasiones, la más reciente hace dos temporadas.

La atmósfera del Dubai Duty Free Tennis Stadium se encontraba invadida por las consecuencias todavía presentes de todo lo generó el serbio ajeno de la competición. La negativa a vacunarse, el revuelo en Melbourne, la prohibición de disputar el primer grande del año y un futuro dudoso, condicionado por las demandas sanitarias de cada lugar y por su especial posición.

No es obligatoria la inoculación contra la COVID en los Emiratos Árabes. únicamente una prueba PCR setenta y dos horas antes de llegar. Una normativa que Djokovic ha podido llevar a cabo frente sin inconvenientes para ponerse en circulación en el circuito.

El todavía más relevante de todo el mundo, condición que está en juego simultáneamente en Dubai y Acapulco, con el aspirante Daniil Medvedev atento, es consciente de la circunstancia. La tensión, más que nada al inicio, se reflejó en un rostro que no ha podido ocultar un estado de arrojo afectado.

FRENTE A LAS NORMAS

Estuvo agarrotado al inicio. Le costó ignorar la sensación de sentirse visto, de conocerse juzgado. Un sentimiento que arrastra desde que tomo la decisión de llevar a cabo frente a la normativa de Australia el pasado enero. Precio de algún jefe mediático.

El paso de los puntos y de los juegos desahogó al balcánico, que estuvo estable en varios instantes, competitivo como siempre y algunas veces impreciso. Pocas.

No jugaba Nole desde el pasado 3 de diciembre, cuando disputó el último partido de las semifinales de la Copa Davis contra el croata Marin Cilic. En el circuito, su más reciente presencia es más lejana. En noviembre. Desde las Finales ATP, cuando cayó contra el alemán Alexander Zverev.

Acusó por instantes la inmovilidad Djokovic, que sacó adelante con solvencia el desafío de primera ronda frente un contrincante arriesgado al que se enfrentaba por primera oportunidad en pista dura, pero con el que había jugado en Roland Garros, en tierra, en 2021.

Sufrió aquella vez el tenista de Serbia, que se descubrió de repente con dos sets de desventaja que llegó a equilibrar antes de que el transalpino de 19 años decidiera bajarse del partido agotado por el esfuerzo.