DOMINICANO APRESADO CON 100 MIL PASTILLAS DE FENTANILO ENFRENTARÍA CADENA PERPETUA Y MULTA DE US$10 MILLONES

Nueva York.- Agentes federales de la División Novedosa Inglaterra de la DEA y policías locales de numerosas localidades en Massachusetts confiscaron 100 mil pastillas de fentanilo al dominicano Miguel Ángel Fajardo, de 32 añoshabitante en Lawrence y que se le acusó en la Corte Federal de Boston.

Un aviso de la DEA comunica que Fajardo es imputado de un cargo por posesión con la intención de repartir 400 gramos o bastante más de una mezcla o sustancia que tiene dentro fentanilo.

El juez federal Donald L. Cabell, dejó preso a Fajardo esperando de una audiencia de detención programada en una fecha posterior no detallada.

PESABAN PRECISAMENTE SIETE KILOGRAMOS

La DEA dice que en el transcurso de un allanamiento en el apartamento de Fajardo, la policía descubrió precisamente 100,000 píldoras de fentanilo que pesaban precisamente siete kilogramos, adjuntado con una prensa de píldoras industriales y sellos «M» y «30» firmes con marcas en píldoras farmacéuticas de oxicodona.

Los federales comentan que los sellos se utilizan frecuentemente para lograr que las píldoras falsificadas simulen legítimas como las vendidas por las farmacias.

Además se hallaron 1,5 kilogramos de polvo de fentanilo y 50 rondas de municiones calibre; 40 ocultas en un microondas, dos prensas particulares de dedos en la salón de estar, 4 kilogramos de agente de corte y dos respiradores purificadores de aire, que se utilizan frecuentemente cuando se trabaja con polvo de fentanilo.

Los estudiosos localizaron dos prensas de píldoras de un kilogramo y otra prensa de píldoras grande en el rellano fuera del apartamento.

MULTA DE $10 MILLONES DE DÓLARES

Por el cargo de posesión con la intención de repartir 400 gramos o bastante más de una mezcla o sustancia que tenga dentro fentanilo Fajardo enfrenta una sentencia de 10 años y hasta cadena perpetua, por lo menos cinco años de independencia supervisada y una multa de $10 millones de USD.

La DEA mencionó que policías de Boston, Burlington, Lawrence, Melrose, Quincy, Rowley, Wilmington y Westford colaboraron en la situacion de la misma manera que la Policía Estatal de Massachusetts y la oficina del Sheriff del Condado Suffolk.