HOMBRE SE DISFRAZA DE MUJER PARA INGRESAR A UNA OFICINA Y QUEMA CON UN LÍQUIDO A SU EXPAREJA

La Paz.- Un hombre se disfrazó de mujer para lograr ingresar a la oficina de su expareja y le roció con un líquido que le ocasionó quemaduras en la cara y cuerpo porque esta no quiso retomar su relación.

El hecho sucedió en La Paz el objetivo de semana, anunció este lunes a los medios el director departamental de la Fuerza Particular de Pelea contra la Crueldad (FELCV) de La Paz, el coronel Jhonny Vega.

Te puede atraer: Apresan hombre acusado de la desaparición de dos personas a lo largo de diferentes hechos en SDO

El sujeto, de 57 años, llegó hasta el sitio donde trabaja la víctima «vestido de mujer y con una peluca» para lograr entrar a su fuente laboral y hablarle, detalló Vega.

«Comienzan las discusiones verbales y después físicas, y la señora relata que luego saca de una botella una sustancia que le rocía en la cara y el cuerpo», indicó.

El hombre huyó más adelanteen tanto que la víctima, de 36 años, muestra «quemaduras en la cara y el cuerpo con ampollas visibles» y tiene 25 días de impedimento, aseguró Vega.

LA VÍCTIMA

Según el testimonio de la víctima, el sujeto pretendía tener otra vez una vínculo emocional con la víctima y ella se negó, frente lo cual han comenzado las agresiones.

Al registrar el sitio donde se causó el ataque, los agentes policiales recolectaron dos botellas con la sustancia empleada por el hombre para agredir a su expareja y se aguardan unos exámen para entender precisamente con qué le roció, según el jefe policial.

La Policía busca al hombre dentro de un desarrollo por «feminicidio en nivel de tentativa», agregó.

LEY DE CUSTODIA A MUJERES

Bolivia tiene vigente desde 2013 una ley que busca asegurar a las mujeres de toda clase de crueldad que, entre otras caracteristicas, castiga el feminicidio con 30 años de carcel sin derecho a indulto.

No obstante, la norma no ha frenado los escenarios de crueldad machista y, entre otras cosas, el primordial delito denunciado en 2021 fue el de «violencia familiar o doméstica», con 37.613 casos, según datos de la Fiscalía boliviana.

Las organizaciones feministas han solicitado ya hace años que la ley no se cumple totalmente por carencias como la carencia de capitales y personal correcto para atender estas situaciones.

Las airadas manifestaciones recientes de las activistas tras conocerse por medio de un caso sonado que varios feminicidas sentenciados fueron liberados dejaron a la Justicia boliviana en la mira y motivaron a que el Gobierno cree una exclusiva comisión para comprobar estas situaciones.