LEONEL ABOGA POR RECAPITALIZAR EL BID PARA LLEVAR A CABO FRENTE A LA CRISIS

Santo Domingo.- El expresidente de la República Dominicana Leonel Fernández aboga por recapitalizar el Banco Interamericano de Avance (BID), con el propósito de conceder préstamos a los países de renta media para llevar a cabo frente a la crisis derivada de la pandemia de covid-19 y del conflicto en Ucrania.

Una cuestión que, a su comprenderhay que emprender en la IX cumbre de Las Américas que se celebrará en los Ángeles el siguiente mes de junio, según expresó en afirmaciones a Efe a lo largo de el Foro Global @ Casa Campo, donde investigadores y políticos analizaron las perspectivas del próximo acercamiento regional.

La cumbre «va a producirse en un marco de fuertes tensiones geopolíticas, de forma particular por la invasión de Rusia a Ucrania» y, por otro lado, «estamos aún bajo los efectos baratos de la pandemia», ha dicho Fernández.

Con ese panorama, la agenda estadounidense y Canadá en relación a Latinoamérica y el Caribe a lo largo de la cumbre va a estar «muy condicionada por lo cual está pasando en el chato internacional», aseguró el exmandatario.

NECESIDAD DE RECAPITALIZAR EL BID

En el aspecto barato, «puede ser de consideración para Latinoamérica una recapitalización del Banco Interamericano de Avance a los objetivos de poder conceder préstamos concesionales o con bajas tasas de interés», todo ello bajo «una política orientada a los países de renta media», opinó.

«Hasta en este momento, en el Fondo Capital En todo el mundo y en el Banco Mundial hay una preocupación por los países muy pobres, enormemente endeudados, pero además hay que suponer en los países de renta media, como República Dominicana» y otras naciones de la zona, que «han superado la circunstancia de pobreza extrema, de pobreza, pero que aún están en una etapa muy frágil», ha dicho.

Estos países necesitan de elementos baratos para lograr combatir el alza de los costos del petróleo, del gas y de las mercancías en sentido general, «sobre todo, teniendo en cuenta que somos países importadores netos» y se precisa de «protección especial», argumentó.

«La cumbre es el marco perfecto para pensar sobre estos temas y salir con proposiciones importantes para la plena rehabilitación de nuestros países» que, como en el resto de todo el mundocombaten inconvenientes de deuda, de inflación o de desempleo», ha dicho Fernández.

SITUACIÓN DE NICARAGUA

De igual modoindicó la consideración de tratar, fuera del chato barato, el fortalecimiento del estado de derecho, de la democracia y de los derechos humanos.

En este sentido, aludió al exembajador de Nicaragua frente la Organización de los Estados Americanos (OEA) Arturo McFields, que el 23 de marzo, tras cinco meses en el cargo, se rebeló contra el presidente Daniel Ortega al denunciar la «dictadura» que sufre su país y exigió la liberación de los presos políticos.

Para Fernández, la oposición de McFields, por la que fue instantaneamente cesado del cargo, «es sorprendente», al tiempo que «refleja la preocupación que hay sobre el estado de derecho en Nicaragua».

«Nosotros quisiéramos que se pudiera producir un diálogo político, sobre la base del respeto y la consideración mutua», que hiciera comprender a Ortega «que hay normas universales de convivencia que tienen que ser respetadas por todos los países».

Ortega, «al que todos aplaudimos y respetamos cuando se causó el triunfo de la revolución sandinista, confrontando una dictadura», debe abarcar que «la exclusiva forma verdadera y legal de seguir estando y llegar al poder es por medio de selecciones, de la intención popular», apuntó.

«Creo que ese diálogo político puede llegar a ser útil para tener una Nicaragua democrática, plural y diversa, y que esa la base para la prosperidad y confort del pueblo nicaragüense», añadió.