Reino Unido pagará 420 euros a ciudadanos que acojan a refugiados ucranianos

Londres.- El Gobierno de Inglaterra comunicó este domingo una idea para que ciudadanos, compañias u organizaciones benéficas logren traer a ucranianos al Reino Unido, en lugar de lo cual los particulares van a recibir un pago de «agradecimiento» de 350 libras (unos 420) al mes.

El ministro de Cohesión Territorial, Michael Gove, mostró el plan, que se detallará la semana próxima, en un reportaje con la BBC, donde adelantó que se estudia además si sería viable alojar a algunas de estas personas en las residencias vacías de oligarcas rusos objeto de sanciones.

Según el nuevo programa de «patrocinio», los británicos van a poder nominar a un individuo o familia ucraniana para que se quede con ellos, o en otra propiedad suya, por un mínimo de seis meses.

PATROCINADORES

No se necesita que estos patrocinadores conozcan a sus visitantes de seguro y tienen la posibilidad de encontrarlos «en las redes sociales», ha dicho Gove.

Según el ministro, no va a existir límite al número de ucranianos que, previo visado, van a poder venir al Reino Unido por esta vía y se les va a proporcionar «un permiso de vivienda de tres años, con derecho a trabajar y a entrar a los servicios públicos».

Las solicitudes las van a hacer onlinepor medio de una sitio web que van a poner en marcha el lunes, y tanto los anfitriones como los inmigrantes van a ser sometidos a algunos controles de seguridad, indicó el político conservador. Primero se empezará con los particulares y después con las ONG u entidades religiosas.

Hasta la actualidad, el Reino Unido solo acogía a ucranianos que tuvieran parientes aquí por medio de su programa de reunificación familiar, un desarrollo muy criticado puesto quehasta la actualidad, solo permitió la llegada de 3.000 personas, de 2,5 millones que han abandonado Ucrania tras la invasión rusa.

DIRECTOR DEL CONSEJO DE REFUGIADOS

El director del Consejo de Refugiados -una entidad sin arrojo de lucro que apoya a solicitantes de asilo-, Enver Solomon, opinó que el plan comunicado hoy muestra inconvenientes burocráticos y no tiene suficientes medidas de acompañamiento.

«Nos preocupa que la gente de Ucrania no sean reconocidas (oficialmente) como refugiados (lo que les daría más derechos) y que se les pida que soliciten visados, cuando lo que requieren es que se les ofrezca protección», ha proclamado.

Solomon anticipó que el sistema de patrocinio auspiciado por el Gobierno conservador excluirá a bastante gente que no logren contactar con británicos y en todo caso conllevará un desarrollo «largo y complejo» de tramitación de visados.

El profesional dudó además de que existan las medidas primordiales para apoyar tanto a las familias de acogida como a la gente que llegan.

«Estamos comentando de mujeres y jovenes muy traumatizados, cuyas vivencias son únicas, y el nivel de acompañamiento debe estar a la altura», aseguró.

Los Gobiernos de Escocia y Gales pidieron que se eliminen los requisitos de visado y se han brindado a acoger de manera rápida a ucranianos hasta que se les encuentre otro lugar de vida a más extenso período.